Murallas de Zamora

La muralla de Zamora es una construcción con funciones de muralla de defensa que parapeta la ciudad de Zamora en la práctica desde sus comienzos como ciudad. La muralla sufre múltiples modificaciones de trazado a través de su historia, una debida a los acontecimientos bélicos que rodean la historia de la ciudad, otra debida al desarrollo continuo de la población y su consecuente ensanche. A partir de 1868 pierde su condición de muralla de defensa de la ciudad.​

Algunos años después el arquitecto Segundo Viloria realiza por primera vez un plano de la ciudad señalando su recorrido.​ La fortaleza de las murallas y la resistencia pasiva a un eventual ataque hizo que la ciudad tuviese el apelativo de: “la bien cercada”. Se han producido en los paramentos varios acontecimientos relevantes de la historia de la ciudad, algunos como el día de Zamora o después el cerco de la misma.​ Hoy en día apenas se conservan restos de la muralla del período islámico y de la reconquista. En 1949 se la declara dentro del programa de protección de patrimonio español, y también en 1985 dicho decreto se ratifica con la ley sobre Patrimonio Histórico Español.4

La muralla muestra una secuencia de recintos en la ciudad. El primer recinto del siglo XI va desde la punta más occidental hasta la plaza Mayor. El segundo recinto se finaliza en el siglo XIII y comprende una extensa área que cubre al este de la ciudad. El tercer y último recinto, construido a finales del siglo XIV, se prolonga en el sur de la ciudad y cubre las áreas en torno al Puente Nuevo.

zamora 24 - muralla


Cupones y ofertas de viajes


Escribe un comentario