Monte Urgull y Castillo de la Mota (San Sebastián)

El monte Urgull es el más frecuentado y céntrico parque de la ciudad de San Sebastián. En él se levantan los restos del castillo que, antaño, defendió la ciudad. Todo el parque es un cúmulo de rincones con encanto, caminos, recuerdos del pasado y un amplio abanico de especies vegetales que lucen exuberantes durante todo el año. Urgull también esconde algunas de las mejores vistas panorámicas de la bahía de La Concha.

Qué ver en el Monte Urgull

Catedral del Buen Pastor: de estilo neogótico y clasificada dentro de un racionalismo neo-medieval, la catedral del Buen Pastor recuerda a los modelos germanos de catedrales como las de Colonia, Ulm o Friburgo. La planta es rectangular, con tres naves en crucero de gran sobriedad, la principal de 77,80 metros de longitud.

El edificio, que fue construido por el arquitecto donostiarra Manuel Echave e inaugurada en 1897, tiene una superficie de 1.915 metros cuadrados. En su fachada principal destaca una torre campanario de 75 metros, visible desde gran parte de la ciudad, construida por Ramón Cortazar en 1899.

Desde su portada se puede observar como está perfectamente alineada con la basílica de Santa María del Coro, situada en la parte vieja, formando el eje religioso de mayor relevancia de San Sebastián, a través del cual la ciudad antigua y la nueva se contemplan.

El artista local Julio Gargallo se encargó de tallar la piedra de lso capiteles y adornos, mientras que los ventanales y las vidrieras son obra de Juan Bautista Lázaro, restaurador de las célebres vidrieras de la catedral de León.

Las obras de la catedral duraron nueve años, incluidos los dos que, por falta de recursos, estuvieron suspendidas. Como materiales constructivos, se emplearon piedra de sillería procedente de las canteras de Igeldo, para las bóvedas toba de Ocio (Burgos) y la pizarra fue traída desde Angers (Francia).

Cuando la iglesia fue consagrada, Gipuzkoa dependía del obispado de Vitoria-Gasteiz. Al constituirse en 1949 la diócesis de San Sebastián, fue erigida como catedral y, por ese motivo, se ejecutaron algunas modificaciones en el templo. En el altar mayor se instaló una sillería para el servicio coral, la imagen del Buen Pastor fue ubicada en una hornacina del muro del fondo del templo y los cuatro evangelistas en las columnas de crucero.
Plaza del Buen Pastor

Monumento al Tamborrero: se trata de una copia en bronce de la anterior, de hormigón, realizada por José Lopetegi Goikoetxea en el año 1964. Su autor es el palenciano Nino Barriuso y es del año 2002.
Plaza Sarriegui

Mercado de la Bretxa: recibe este nombre porque fue el lugar por donde las tropas inglesas de Wellington penetraron en la ciudad durante el asedio de 1813. Ahora renovado como centro comercial y de ocio, conserva el mercado tradicional.

Plaza de la Constitución: es el centro vital de San Sebastián, donde tienen lugar la mayoría de acontecimientos festivos. Las colorídas fachadas, con números pintados en cada balcón, nos recuerdan que fue coso taurino.

Iglesia de San Vicente: edificada a principios del siglo XVI, es el templo más antiguo de la ciudad. Es de austero estilo gótico, y destacan sus bóvedas de crucería, contrapuntos, y el Cristo del interior, obra de Felipe de Arizmendi.

Basílica de Santa María: erigida sobre los cimientos de una antigua iglesia románica, destaca su fachada barroca, presidida por una escultura de San Sebastián, mártir cristiano. Su interior alberga a la Virgen del Coro y la cruz de Chillida. Desde sus escaleras obtenemos una bella perspectiva, con la catedral del Buen Pastor al fondo.



Compartir en



También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.