Torre de Hércules (A Coruña)

La Torre de Hércules está situada en la costa norte de la península coruñesa (España), en un cerro de unos 50 metros de altitud. Es el único faro romano y el más antiguo en funcionamiento del mundo. Constituye el símbolo más representativo de la ciudad y está abierta al público a un precio económico. Su altura es de 68 metros y para disfrutar de sus vistas hay que subir sus 242 escalones.

Fue construida como faro de navegación en el siglo II d.C., en donde se asentaba una pequeña ciudad romana llamada Brigantium, durante el mandato de los emperadores romanos Trajano. Es posible que durante la Edad Media perdiese su uso como faro al convertirse en fortificación. En 1682 el duque de Uceda encarga la restauración al arquitecto Amaro Antune, que construye una escalera de madera hasta la parte superior, donde se sitúan dos pequeñas torres para soportar los fanales. En el reinado de Carlos IV de España se realiza la reconstrucción completa. La obra termina en 1791 bajo la dirección de Eustaquio Giannini.

Cuenta la leyenda que en tiempos míticos, el héroe griego Hércules, hijo de Zeus, liberó a estas tierras de la tiranía del descomunal rey Gerión, venciéndole en una lucha que duró tres días. Esta leyenda tiene muchas variantes, pero casi todas terminan de la misma manera. Según los escritos de Alfonso X El Sabio, Hércules cortó la cabeza de Gerión, y mandó levantar en aquel lugar una torre, metiendo la cabeza en los cimientos.

Otra de las leyendas que acompañan a la torre cuenta que el rey Hispán, sobrino de Hércules, mandó construir en lo alto de ella un gran espejo. Gracias a él los vigías podían ver desde muy lejos la presencia de naves de posibles enemigos, y así avisar a la ciudad. Conocedores del espejo, a un pueblo conquistador originario de Caldea se le ocurrió camuflar sus barcos con árboles para que parecieran islas flotantes. De esta forma, una vez estuvieron cerca de la torre destruyeron el espejo con sus flechas, para luego entrar en la ciudad.

Los alrededores de la Torre de Hércules son una amplia zona convertida en parque, en la que se mezclan coruñeses y turistas para disfrutar de su tiempo libre haciendo volar sus cometas, montando en bici, paseando y disfrutando de sus vistas y monumentos.

Fotos de la Torre de Hércules



Compartir en



También te puede interesar...