Plaza Mayor (Valladolid)

Está considerada como la primera Plaza Mayor regular de España. En sus orígenes, en el siglo XVI, era la Plaza del Mercado y el lugar donde se celebraban todo tipo de fiestas, así como los Autos de Fe. Los condenados acudían a esta ceremonia vestidos con corozas en la cabeza y sambenitos en el pecho. Al finalizar, los reos penitenciados volvían a la cárcel y los demás eran montados en borriquillas y llevados a través de la calle Santiago a la Plaza Zorrilla, lugar de ejecución de la condena. Tras un incendio en 1561 se prodeció a su reconstrucción, diseñada por Francisco de Salamanca, por orden de Felipe II. Fue también uno de los lugares de la ciudad en los que se celebraron los festejos de La Corte, en honor a los numerosos visitantes que acudieron a Valladolid en aquellas fechas, como el embajador de Inglaterra Lord Charles Howard de Eiffingham, o el embajador del Duque de Mantua, Pedro Pablo Rubens. Muchos artistas y literatos acompañaron a la Corte en su viaje desde Madrid a Valladolid (Gregorio Fernández, Miguel de Cervantes o el portugués Tomé Pinheiro da Veiga, autor de La Fastiginia). Durante el siglo XIX, se transformó en el centro político, económico, social y cultural de la ciudad. Sus tres elementos más significativos son el Ayuntamiento, el monumento al Conde Ansúrez y el Mercado del Val.

Plaza Mayor (Valladolid)
Plaza Mayor (Valladolid)


Compartir en



También te puede interesar...