Plaza Mayor de Madrid

La Plaza Mayor de Madrid es uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad. “Patio de las Españas”, según el escritor Gómez de la Serna, desde su inauguración en 1620 ha sido testigo de autos de fe, pregones, corridas de toros y fiestas, y desde entonces constituye el símbolo por excelencia del Madrid de los Austrias, con los hermosos frescos de la Casa de la Panadería y la estatua ecuestre de Felipe III como aspectos más sobresalientes.

El primer proyecto de construcción fue realizado por Juan de Herrera por orden de Felipe II, con el fin de remodelar la antigua plaza del Arrabal, extramuros, lugar de celebración de un importante mercado. Sin embargo, el proyecto de remodelación no se llevó a cabo hasta el año 1617 por Juan Gómez de Mora, discípulo de Juan de Herrera. El aspecto que presenta hoy la plaza se debe a Juan de Villanueva, que la reconstruyó tras el tercer incendio sufrido en el año 1790 (los dos anteriores se produjeron en los años 1631 y 1672). El elemento más famoso de la plaza es el Arco de Cuchilleros, que es una de las nueve puertas de acceso a la Plaza Mayor. En la actualidad, aquí se ubican numerosos restaurantes y bares típicos. Entre ellos se pueden citar el restaurante “Sobrino de Botín”, que figura en el Libro Guinness de los Récords por ser el restaurante más antiguo del mundo, ya que fue fundado en 1725. La Plaza Mayor es un buen punto de encuentro o de partida para cualquier recorrido por la ciudad.

Plaza Mayor (Madrid)
Plaza Mayor (Madrid)


Compartir en



También te puede interesar...