Parque de Cabárceno

En el valle del Pisueña se encuentran unas singulares formaciones kársticas que caracterizan un paisaje de ensueño: el Parque de la Naturaleza de Cabárceno, enclavado en una antigua mina de extracción de hierro, un claro ejemplo de recuperación medioambiental donde especies animales de todo el mundo conviven en semilibertad.

En el Parque de Cabárceno se desarrollan importantes trabajos de investigación, en colaboración con universidades e instituciones nacionales y extranjeras, que buscan la conservación de especies en peligro de extinción, como son el elefante africano, el oso pardo, el rinoceronte blanco o el lince. Gracias a este trabajo, la mayoría de los animales que conviven aquí se reproducen satisfactoriamente.

El parque comprende una superficie de 750 hectáreas y cuenta con más de 112 especies animales. El recorrido está asfaltado y señalizado para poder hacerlo en vehículo, en bicicleta o a pie. Dispone de restaurante, miradores, selfservice, cafeterías, tiendas, parkings, zona de lagos, zona de picnic, parque infantil y atención sanitaria.

Además, todos los días se realizan demostraciones y exposiciones en vivo con reptiles, leones marinos y aves rapaces.



Compartir en



También te puede interesar...