Muralla de Ledesma


Construida en piedra granítica, ceñía la villa en su totalidad. Levantada en la época de la repoblación, en tiempos de Fernando II, en el siglo XV se renovaron varios lienzos a base de sillería bien labrada y en la que abundan las marcas de cantería. De las ocho puertas de acceso que tuvo (del Puente o de la Villa, de los toros, del caracol, del Pozo de la Nive, de Sna Nicolas, la única que nos ha llegado es la Puerta de San Nicolás.

Compartir en