Monte de Heiligenberg (Heidelberg)

Situado a 330 metros de altura, ya en el 400 a.C. se establecieron aquí los celtas, quienes fortificaron su emplazamiento con un anillo de murallas, del que aún se conserva una parte. Unos 500 años más tarde, en torno al 80 de nuestra era, les siguieron los romanos, que erigieron aquí un templo a Mercurio para rendir homenaje al dios Mitra. A lo largo de la historia este monte siempre fue un centro religioso. En la actualidad, los visitantes pueden hacer senderismo por los numerosos caminos del monte y contemplar en la cima las ruinas de los conventos de San Miguel y San Esteban, así como la Thingstäte (lugar de reunión), un gran escenario al aire libre de los tiempos del nacionalsocialismo.



Compartir en



También te puede interesar...