Iglesia de Santa María de la Asunción (Laredo)

la Iglesia Parroquial de Santa María de la Asunción es la construcción más amplia de las realizadas en el siglo XIII en la costa cantábrica, y una de las más importantes del gótico cántabro.

Las obras de Santa María se iniciaron en el primer tercio del siglo XIII y como resultado del Fuero otorgado a la villa por Alfonso VIII. La mayoría de autores sostienen que la actual iglesia se levanta sobre otra anterior, dedicada a la Virgen de Belén.

En un principio, la iglesia constaba de tres naves sin crucero. A principios del siglo XVI se realiza una amplia reforma que afecta a todo el conjunto, dejándonos, en la actualidad, la amplia fábrica de cinco naves.

En esta reforma destacan la construcción del actual Pórtico (parte del siglo XVI y parte del siglo XVIII), la Capilla de los Escalante (siglo XVI), las capillas del muro norte (siglo XVI), la gran torre maciza (siglo XVI) y la espadaña que corona la torre, con sus bolas herrerianas, del siglo XVII.

Las bóvedas del templo, de crucería, corresponden a distintos tipos: las de la nave lateral tienen doble cruz de ojiva que las dividen en ocho témpanos, las que corresponden a los tramos de la nave principal y de la izquierda tienen simple cruz de ojiva y, finalmente, las de las capillas del lado norte son estrelladas. Los dos ábsides principales lucen hermosos y rasgados ventanales góticos con su ajimez. Sus vidrieras, así como las del resto de la iglesia, son obra del famoso vitralista Carlus Muñoz de Pablos y fruto de la reciente restauración. El pavimento es de piedra, distribuido en sepulturas, de tres losas cada una, que sirvieron de enterramiento.
Iglesia de Santa María de la Asunción

En su interior encontramos un amplio repertorio iconográfico que abarca temas históricos con temas bíblicos, anecdóticos (algunos de carácter obsceno, decorativos con temas humanos, como niños y jóvenes jugando desnudos), capiteles vegetales de flora inventada o reconocible, como hojas de trébol, de cardo o de acanto, flores de loto y rosas y un tema no muy corriente, y escasamente representativo en nuestra región, como son los rostros humanos con formas vegetales. Junto a estos temas de significación gótica, se observan otros más enraizados en la tradición románica, como son los monstruos alados, cabezas monstruosas o animales diversos, escenas circenses como saltimbanquis con las manos apoyadas en el suelo y los pies en alto (motivo protogótico que se ve en Santillana del Mar). Entre sus obras podemos destacar el retablo de “La Virgen de Belén”, obra del siglo XV descrita por los expertos como “la más bella obra de escultura policromada de arte flamenco en Cantabria y uno de los más asombrosos y completos conjuntos de este estilo existentes en España”.

Desde 1974 y hasta nuestros días, se realiza una amplia labor de restauración que va desde cubiertas a pavimentos, muros, ventanales, vitrales, torre, sacristía, capillas, plaza, etc.

Citas:

  • “Con la Iglesia de Santa María de Castro Urdiales es la de Laredo la pareja mejor de las iglesias góticas de la Montaña” (Alava Aguirre).
  • “Más que templo parroquial de modesta villa, parece colegiata de ciudad populosa” (Bravo y Tudela).
  • “Es un edificio de los mejores en su línea, especialmente por su interior, digno de notarse por su extensión y arquitectura” (Madoz).
Iglesia de Santa María de la Asunción (Laredo)
Iglesia de Santa María de la Asunción (Laredo)
Iglesia de Santa María de la Asunción (Laredo)
Iglesia de Santa María de la Asunción (Laredo)
Iglesia de Santa María de la Asunción (Laredo)
Iglesia de Santa María de la Asunción (Laredo)
Iglesia de Santa María de la Asunción (Laredo)
Iglesia de Santa María de la Asunción (Laredo)
Puerta Oeste de la Iglesia de Santa María de la Asunción (Laredo)
Puerta Oeste de la Iglesia de Santa María de la Asunción (Laredo)


Compartir en



También te puede interesar...