Iglesia de San Pedro y San Fernando (Ledesma)

Levantada en el arrabal de los Mesones en 1857, unos años antes el ayuntamiento ofreció al obispado 4.000 reales para su construcción a cambio de que la diócesis le cediese la suprimida iglesia de Santiago con el fin de utilizarla como escuela. Dice la leyenda que aquí se hallan, en una urna, procedentes de la parroquia de San Pedro, los restos de los Santos Pastores que adoraron al Niño Jesús en Beléon: Isacio, Josefo y Jacobo.



Compartir en



También te puede interesar...