Iglesia de la Purísima y las Agustinas (Salamanca)

La Purísima es una iglesia conventual patrocinada por el conde de Monterrey, quien encargó la construcción a los artistas italianos Bartolomeo Picchiatti (arquitectura) y Cosimo Fangazo (tallado de mármol). Las obras de esta iglesia funeraria, custodiada por monjas de clausura de la orden de las Agustinas, duraron de 1635 a 1685. En el exterior destacan la cúpula y la fachada, y en el interior destaca una espectacular colección de pintura barroca cuya obra más significativa es la Inmaculada de Ribera.

Iglesia de La Purísima
Iglesia de La Purísima
Iglesia de La Purísima
Iglesia de La Purísima


Compartir en



También te puede interesar...