Historia de O Porriño

Alrededor de los siglos VIII y III a.C., O Porriño era un cruce de caminos frecuentado por Helenios, Levnios, Interaminicios, Bracaros o Astures, pero sus fundadores fueron los conocidos como Grovios, quienes ocupaban la zona del valle y la desembocadura del río Miño, islas Cíes, Baiona y la ría de Vigo.

Las relaciones comerciales entre los distinos primeros pobladores hacen surgir rutas y Porriño nace como puesto de cobro impositivo para las carretas que intentan entrar en las cercanías de la capital grovia, por lo que la localidad ve una época de prosperidad hasta la llegada de las tropas romanas, alrededor del año 70. Tras siete meses de lucha, los grovios llegan al acuerdo con los romanos de convertirse en socios, y no sometidos, en el control de la región.

Los romanos introducen el pueblo nuevas técnicas productivas y se cree aquí el inicio del laborioso trabajo de la cantera de granito, siendo el pueblo romano de Porriño el suministrador de este material para la construcción de obras realizadas a lo largo de todo el noroeste español.



Compartir en



También te puede interesar...