Historia de Madrid

La primera constancia de la existencia de un asentamiento en las terrazas del río Manzanares data de la época musulmana, pero la fundación de Madrid como ciudad no tiene lugar hasta la llegada, en la segunda mitad del siglo IX, de Mohamed I (852-996), quinto emir omeya de Córdoba, que construye una fortaleza en un promontorio junto al río (el lugar que hoy ocupa el Palacio Real). Esta población recibió el nombre de Magerit, que parece ser el híbrido de matrice (fuente) y majrá (cauce). Aún se conserva el resto de la muralla árabe de aquella época, hoy convertida en un centro que ofrece en verano zarzuela, teatro y espectáculos al aire libre.

La ciudad pasa a manos de los cristianos en 1085, año en el que el enclave árabe es conquistado por Alfonso VI de Castilla, quien la convierte en uno de los bastiones de la línea de los reinos cristianos frente a los musulmanes. En 1110 la fortaleza resiste al cerco de los almorávides, y en 1202 Alfonso VIII otorga el Fuero de Madrid, con el que se constituye la “Comunidad de Villa y Tierra”.

La villa fue elegida en 1561 como sede de la corte por Felipe II, reemplazando a Toledo. Desde entonces, Madrid ha sido el lugar de residencia de dos dinastías principales: los Austrias y los Borbones. Salvo un breve intervalo de tiempo, entre 1601 y 1606, en el que la capital fue temporalmente Valladolid, desde entonces, Madrid ha sido la capital de España y de la Comunidad de Madrid.



Compartir en



También te puede interesar...