Historia de Fez

La zona sobre la que se asienta Fez estuvo poblada desde la más remota antiguedad, según lo atestiguan sepulturas esparcidas por los alrededores. Fue fundada por Isdrís I, fundador de la dinastía de los idrisíes en 789 en el margen occidental del río Fez. En 808, Muley Idris II, proclamado sultán por los recién convertidos musulmanes de occidente, escoge Fez como capital de sus estados. En 814, unas 5.000 familias desterradas de Córdoba por haberse sublevado contra el jalifa El-Jakan (Alhakén), se establecen en Fez, fundando el Aduat El Andalus, o Barrio de los Andaluces, que tiene su mezquita propia. Por entonces llegaron también de Kairuan 1.000 familias de raza árabe, llamadas por Muley Idris, que fundaron a su vez el Aduat El Karanine. Mientras los árabes eran obreros o mercaderes y estaban protegidos por la dinastía, los andaluces se dedicaban a la agricultura y representaban la plebe, diferencia que duró muchos siglos. Con los almorávides la capital del Imperio africano de Occidente pasó a ser Marrakex. La ciudad es tomada en 1069 por Yusuf ben Taxefin. Tras regresar de España tras su gran victoria sobre Alfonso VI en Zalaca, en octubre de 1086, llevó a Fez muchos obreros españoles que construyeron molinos hidráulicos e introdujeron diversas industrias. Los almohades se apoderaron de la ciudad, construyendo, río arriba, una gran presa para retener las aguas, la cual rompieron después, dejando que aquéllas se precipitasen contra las murallas, arrasándolas.

Con los beni-merines, que se apoderaron de ella en 1250, Fez vuelve a ser capital. En este momento los almohades llevan a la ciudad a los artesanos, los artistas y los sabios más ilustres de la Península, por eso se convierte en una ciudad interesante para los españoles cultos. La ciudad contaba ya con 125.000 habitantes, y su universidad fue la más famosa de Occidente.

En 1492, los Reyes Católicos, tras la toma de Granada, expulsan a los judíos de los reinos hispánicos, lo que provoca la emigración de gran cantidad de musulmanes y judíos a Fez.

En 1522 un terremoto asola la ciudad, siendo reconstruida en los años siguientes. En 1554 es conquistada por los saaditas, aunque fijaron su capital en Marrakesh.

En mayo de 1911 es tomada por los soldados franceses, a las órdenes del general Moinier, pasando a formar parte del imperio colonial francés, que pone como capital Rabat. Es en esta época cuando se construye la parte moderna de la ciudad, la Ville Nouvelle, centro comercial de la ciudad.



Compartir en



También te puede interesar...