Gastronomía de Salamanca

La gastronomía salmantina goza de una excelente reputación. Se compone de platos sabrosos, preparados para soportar los rigores climáticos de la zona, y que no dejan indiferentes. Éstos son algunos elementos típicos de la gastronomía salmantina:

Hornazo Salmantino: es una gran empanada que contiene chorizo, jamón, tocino, carne de cerdo y huevos cocidos. Se come tradicionalmente el Lunes de Aguas, como recuerdo de aquellos teimpos en los que los estudiantes de la universidad salmantina iban ese día a recibir a las mozas que regresaban del vecino pueblo de Tejares.

By Tamorlan (Own work) [CC-BY-3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by/3.0)], via Wikimedia Commons
By Tamorlan (Own work) [CC-BY-3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by/3.0)], via Wikimedia Commons

Farinato: es un embutido a base de miga de pan, grasa de cerdo y especias con forma de salchicha de gran longitud, con picor y gusto únicos, que suele servirse a media mañana como almuerzo, tras freírlo troceado en manteca de cerdo junto con huevos fritos. Declarado “Marca de Calidad”.

Dulces y postres: son típicos de aquí postres como las cerezas y guindas serranas, castañas, bollo maimón (dulce similar al bizcocho), obleas, miel, yemas, rosquillas, paciencias, perrunillas, pestiños, moritos, chochos (dulces anisados), turrón de La Alberca, etc.

Aparte, algunas de las especialidades típicas de la zona son la Chanfaina, que es un arroz cocinado con ingredientes de la zona, las “chichas“, que es un plato realizado a base de carne de cerdo, y el cochinillo al fuego, plato por excelencia de la gastronomía salmantina.

En el Mercado de Abastos encontraremos productos del campo salmantino.



Compartir en



También te puede interesar...