cuevas del vino", que consisten en más de doscientas bodegas situadas al pie de los cerros" />

Gastronomía de El Molar


Para los amantes de la gastronomía y la enología, una visita imprescindible es la de las “cuevas del vino“, que consisten en más de doscientas bodegas situadas al pie de los cerros de las montañas, y en ellas se pueden degustar las principales especialidades de la zona: las morcillas, las butaqueñas (chorizo acompañado con judías), el cocido moraleño, a base de carne de oveja, o el borregón a la sal. Entre los postres típicos de la localidad destacan los bollos de aceite, el arrope (dulce de calabaza), y los pasteles propios de Santa Águeda.

Compartir en