Gastronomía de Alcalá de Henares

En las páginas de El Quijote se hallan multitud de alusiones a las tradiciones culinarias del Alcalá de Henares del Siglo de Oro. Hoy, la cocina alcalaína es un respetuoso y fiel reflejo de las costumbres alimenticias castellano-manchegas de antaño. Es más, muchos hosteleros trabajan en la recuperación de algunas de las recetas que aparecen en la obra de Cervantes. Así, en cualquier mesón o restaurante, el visitante puede degustar sopa de ajo, asado de cordero y cauritillo, cabrito a la aldea, albadalejo de trucha, migas manchegas dulces o saladas, olla podrida, o huevos fritos con panceta y sesos de cordero (los famosos “duelos y quebrantos“). También se puede saborear alguno de los muchos platos que incluyen verdura fresca de la vega del Henares.

A lo largo del año, Alcalá celebra diferentes eventos culinarios: las Jornadas Gastronómicas Cervantinas, a finales de septiembre o inicios de octubre, y la Semana Gastronómica, a principios de febrero. Durante esos días, los restaurantes de Alcalá de Henares ofrecen menús propios de cocina quijotesca. Además, durante la primavera, se celebra la Ruta de las Tapas: se instalan unas carpas alrededor de la plaza de Cervantes y, por un módico precio, se pueden degustar sabrosos pinchos acompañados de cerveza. En algunas casas se mantiene la tradición de merendar chocolate con migas y picatostes, un tentempié a media tarde.

En cuanto a los postres cabe destacar la costrada, que otrora preparaban los pasteleros reales. Se trata de un pastel de hojaldre con una capa superior de almendras picadas. También deben probarse las rosquillas de Alcalá, la posada, a medio camino entre un pudin y un flan de huevo, o las almendras garrapiñadas de las monjas clarisas del convento de San Diego.

gastronomia de alcala de henares costrada de alcala
De Raimundo Pastor – Trabajo propio, CC BY-SA 4.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=34985150


Compartir en



También te puede interesar...