Inicio | Mapa | Seguidores Facebook | Contacto
 

Europa > España > Salamanca

SALAMANCA

Plazas

Plaza Mayor

"Éste es el corazón henchido de sol
y de aire de la ciudad, el templo civil
sin otra bóveda que la del cielo."
Unamuno

Ésta es una de las plazas más bellas y grandes de España, y uno de los monumentos barrocos capitales del urbanismo y de la arquitectura peninsulares. De estilo barroco pero con influencias herrerianas y renacientistas, fue costeada por la ciudad para homenajear al rey Felipe V en su llegada. La plaza que Unamuno llamó "corazón henchido de sol y aire" es el centro neurálgico de la ciudad, punto de encuentro y lugar de paseo. Desde 1755, fecha de su construcción por Alberto de Churriguera, la plaza ha albergado el Consistorio, ha sido mercado, coso taurino, sala de conciertos, escenario teatral y ha sido testigo de los cambios políticos, socioeconómicos y religiosos de la ciudad y de España.

Este espacio es un perfecto exponente del urbanismo ilustrado de la época: una construcción racional, cuya belleza reside en el equilibro de sus proporciones, en la repetición armónica de sus elementos constructivos y en la decoración serena y uniforme. Frente al aspecto uniforme y homogéneo de su arquitectura, el único lateral diferenciado es el del Ayuntamiento, con una fachada palaciega que realza el poder municipal sobre el resto de los propietarios de la plaza. Cada una de las enjutas de los arcos de la plaza contiene un medallón con un retrato. Cada retrato representa a un héroe o un personaje ilustre de la historia de la ciudad.

Desde el 15 de agosto, un toro de hojalata preside la espadaña del ayuntamiento, anunciando las fiestas de septiembre. Es el símbolo de la comunión entre las gentes del campo y la ciudad.

Como núcleo central de la vida urbana, la plaza ha sido y es el escenario para actividades públicas de todo tipo. Los soportales abiertos se construyeron para albergar los puestos de los comerciantes y los numerosos balcones para multiplicar el aforo en los espectáculos y celebraciones. Pero la plaza ha sido siempre el lugar de encuentro de todos y especialmente de los jóvenes. Así y hasta hace pocos años, los hombres daban vueltas a la plaza, paseando en el sentido contrario al de las mujeres, con el fin de "verse las caras". Hoy las cosas parecen más directas, pero las miradas siguen jugando un papel importante.

La plaza también es el elemento vertebrador de la vida nocturna; al este y al oeste de la misma se jalona los más célebres locales de copas de la ciudad.

Desde el 15 de agosto, en la espadaña del Ayuntamiento se puede ver un toro de hojalata, símbolo de la comunión entre las gentes del campo y la ciudad, que también anuncia las fiestas de septiembre.

Plaza de los Bandos

Su nombre refleja la ambición política y la violencia señorial. Se encuentra flanqueada por la Casa de Doña María la Brava, personaje representativo de los enfrentamientos que protagonizó la nobleza salmantina, en los siglos XIV y XV. La nobleza se dividió en dos sectores antagónicos que rivalizaron por el control del gobierno de Salamanca y provocaron un período de crueldades y venganzas en el que se vio envuelto toda la ciudad.

Plaza del Corrillo

Desde la Plaza Mayor, hacia el sur, un arco se abre a la Plaza del Corrillo, un evocador vestigio de arquitectura popular castellana, cortejado por la Iglesia de San Martín. Antiguamente llamada "Corrillo de la yerba", era una isleta de hierba alta que servía como zona de pasto a los animales que vivían en el centro urbano. La tradición estableció que la hierba alta se justificaba al ser la frontera entre ael bando de San martín y el de San Benito, una "zona de nadie" que los salmantinos no se atrevían a cruzar ni a pisar.

Plaza de Anaya

En esta plaza el pensamiento científico y el religioso van de la mano a través de un espacio ajardinado construido por el mariscal Thiébault, en el periodo de la ocupación francesa. Para facilitar la contemplación del conjunto catedralicio se destruyeron las casas del cabildo que ocupaban el espacio de la plaza. Enfrente de la Catedral se encuentra el Palacio de Anaya, que sustituyó al primer Colegio Mayor de la Universidad de Salamanca, el Co0legio de San Bartolomé, fundado en 1401.

Plaza de San Benito

La influencia de la familia Maldonado se extendió desde la Casa de las Conchas hasta la plaza de San Benito, uno de los lugares que mejor ha conservado la estructura urbana surgida de la repoblación. Durante la Edad Media se transformó en un barrio de caballeros, y la Iglesia de San Benito en el centro de uno de los bandos en los que se fraccionó la nobleza urbana, los "benitinos".


Anuncios

©Portal Viajar 2012 | No se permite la copia de contenidos ni fotografías sin la autorización del titular