Inicio | Mapa | Seguidores Facebook | Contacto
 

Europa > España > Ávila

ÁVILA

Edificios y monumentos


Fachada de la Catedral de Ávila

Catedral: iniciada en el siglo XII en un estilo románico tardío y ojival, quedó rematada en el XVI con las trazas de la primera catedral gótica española. En su arquitectura exterior predominan los detalles de una fortaleza por encima de lo religioso, mostrando el medieval matrimonio entre la cruz y la espada. En el interior, son dignos de ver la girola y el sepulcro de El Tostado, algo que parece casi un retablo antes que una tumba.

Según la tradición, los abulenses hicieron asomar desde las almenas del cimorro de la catedral al hijo de doña Urraca (el futuro Alfonso VII) para que desde abajo lo viera su padrastro Alfonso el Batallador, ya que no se fiaban de sus intenciones. El rey aragonés, ofendido por la desconfianza, ejecutó a 60 rehenes, dando origen a la leyenda de las Hervencias.

Muy a nuestro pesar, no se permite a los turistas acceder a la catedral gratuitamente.

Muralla de Ávila
Muralla: la mejor conservada de España, construida en la segunda mitad del siglo XII, hoy tiene 2,5 km de longitud, y el paseante encuentra en su tránsito aproximadamente 2.500 almenas, 88 torres, 6 puertas y 3 portillos, amén de un ábside catedralicio y una singular espadaña.
Iglesia de San Martín: aunque el origen de esta iglesia la sitúa en el estilo románico, la estructura fue modificada en el siglo XVI y posteriormente en el siglo XVIII. La torre, del siglo XIV, posee una original combinación de piedra sillar y ladrillo, de planta cuadrada y muy esbelta, con unos destacados arcos de herradura ojival, que lo relacionan con la arquitectura mudéjar. Destaca su torre de estilo mixto románico-mudéjar.
Ermita de Nuestra Señora de la Cabeza: de estructura románica primitiva del siglo XIII se conserva la cabecera, con ábsides construidos en piedra sillar de granito, de tipo berroqueña. La presencia de ladrillo en la construcción corresponde a una etapa constructiva del siglo XVI por parte de alarifes moriscos. El interior de la ermita se articula a través de tres naves, separadas por arcos de ladrillo y con un Retablo Mayor barroco e imagen de la Virgen titular.
Iglesia de San Andrés: situada en el antiguo barrio de los canteros, la Iglesia de San Andrés puede ser considerada obra del siglo XII, aunque ha sufrido varias intervenciones posteriores. La parte más antigua del templo es la cabecera triabsidal, conábside central de grandes proporciones y los laterales, de pequeñas dimensiones, diferentes entre sí. Para acceder al templo, existen dos portadas con arquivoltas de medio punto, decoradas con la roseta típica del románico abulense. En el interior, destaca el ábside central, con una destacada colección de capiteles historiados.
Ermita de San Segundo: iglesia románica que se levanta en el arrabal del Puente Adaja, al oeste del recinto amurallado, junto a las antiguas tenerías judías. En el interior del templo se conserva el sepulcro de San Segundo, obra de Juan de Juni, que según la tradición fue el primer obispo de la ciudad.
Iglesia de San Juan Bautista

Iglesia de San Juan Bautista: iniciada como románica, posee también trazas góticas y renacentistas. En esta iglesia fue bautizada Santa Teresa de Ávila el 4 de abril de 1515.

Mansión de los Velada (Ávila)
Mansión de los Velada: palacio renacentista con espléndida puerta adovelada, arco conopial, ventana enrejada y numerosos escudos.
Mansión de los Verdugo: edificio plateresco de larga fachada, con dos torres apenas sobresalientes y escudos nobiliarios enmarcados en alfiz de bolos
Mansión de los Águila: fachada renacentista en granito y mamposta, cuya puerta principal se sitúa entre os altes y esbeltas columnas de una sola pieza
Capilla de Mosén Rubí: convento de dominicas, en cuyas trazas se funden el tardogótico y el Renacimiento. Originales escudos que han propiciado interpretaciones esotéricas.
Palacio de Benavites: construido a mediados del siglo XVI, su estructura fue totalmente alterada por añadidos en el siglo XIX. Hoy es el Parador Nacional de Turismo "Raimundo de Borgoña".
Basílica de San Vicente
Basílica de San Vicente: templo erigido entre los siglos XI y XIV, conserva la portada oeste en impecable traza románica dando paso a un edificio pletórico de ese estilo.
Monasterio de la Encarnación (Ávila)

Monasterio de la Encarnación: convento de religiosas Carmelitas Descalzas fundado en 1515, posiblemente sobre terrenos que en el pasado habían sido cementerio de la numerosa aljama judía de Ávila. Entre sus paredes vivió Santa Teresa durante tres décadas y durante dos años también su confesor San Juan de la Cruz. Lo atractivo del monasterio es el rastreo de las huellas de la santa: la celda, el locutorio, el comulgatorio y el museo que alberga el edificio. Posee un gran claustro renacentista de dos pisos. La iglesia, con portada palaciega, tiene ornamentación barroca y fue reformada en el siglo XVIII.

Iglesia de Santa María de la Cabeza: templo que también muestra la mixtura de elementos románicos y remates mudéjares. Tuvo adosaddo a sus muros el antiguo cementerio de la ciudad
Mansión de los Deanes (Museo Provincial): edificio en conjunto renacentista de inspiración veneciana. Fue rematado luego con un ático barroco.
Santo Tomé El Viejo: iglesia románica erigida desde el siglo XII
Convento de Santa Ana: residencia de religiosas cistercienses, fue construida en el siglo XIV conforme a traza gótica.
Convento de las Gordillas: estructuralmente está integrado por elementos góticos y renacentistas, conforme a los usos españoles del siglo XVI
Monasterio de San José: primera fundación de Santa Teresa en 1562, contiene una iglesia erigida ya en el siglo XVI según inspiración herreriana
Iglesia de San Pedro

Iglesia de San Pedro: de estilo románico, comenzó a construirse en el primer tercio del siglo XII, al tiempo que San Vicente y San Andrés, y su construcción se prolongó hasta el siglo XIII. El gran rosetón cisterciense que hay sobre la puerta oeste es del siglo XIII. La fachada norte posee una puerta muy trabajada, en la que las arquivoltas se adornan con geometrismos y rosetas, similares a las de la catedral. En su interior alberga valiosos retablos en sus capillas, imágenes y pinturas, entre las que sobresale una Anunciación del XV, del maestro de Riofrío, o una tabla con una escena de la Virgen, de Juan de Borgoña.

Ermita de las Vacas: iglesia en la que se combinan la fachada en tapial y ladrillo -siglo XV- con la cabecera de sillería de granito al estilo herreriano imperante en el siguiente siglo.
Monasterio de Santo Tomás (Museo Oriental): tres claustros solemnes y una iglesia de una sola nave rematada por un retablo de Pedro Berruguete caracterizan a este conjunto de traza gótica construido en el siglo XV y que fue sede estival de los Reyes Católicos. Hoy algerga el Museo Oriental.

Monasterio de Santa María de Gracia: convento de religiosas agustinas fundado en 1509 con tracería gótica sobre el solar de la mezquita de la Solana. En sus estancias fue educada Santa Teresa, quien pasó año y medio en un riguroso régimen educativo reservado a las hijas de la nobleza local. Más tarde, en 1564, San Juan de la Cruz realizó un exorcismo a una monja que se decía que estaba poseída por el maligno. La capilla del monasterio conserva un retablo renacentista sufragado por Don Pedro Dávila, contable real y regidor de la ciudad, realizado en memoria de sus padres judeoconversos cuyos sepulcros están colocados a ambos lados del altar mayor. La obra de carpintería de la iglesia fue diseñada y realizada por dos moriscos locales.

Palacio de los Dávila: erigido como sede de un linaje nobiliario a partir del siglo XIII, es el palacio nobiliar más antiguo de la ciudad, con algunas partes del siglo XIII y otras posteriores. Con fachadas y patios diversos, todos de gran valor, muestra el devenir de los estilos constructivos desde el románica al renaciente, y los símbolos de disuasión de los palacios-fortaleza. Al finalizar la Edad Media se relajó el carácter militar de la muralla y los dueños de este palacio abrieron portillos mirando al Valle Ambés. En 1507, en una de las visitas a la ciudad de Juana La Loca, ordenó que tales portillos fueran cegados. A modo de venganza, el nieto del señor de Villafranca ordenaría en 1542 abrir en la fachada norte de su palacio una ventana renacentista con una inscripción que reza: "Donde una puerta se cierra otra se abre". Aparte, construyó encima de la puerta del Rastro un hermoso mirador desde el que, según la leyenda, una dama se comunicaba con su amado mediante un sistema de espejos.

Torreón de los Guzmanes: el más singular y bello de los torreones abulenses, construido a principios del siglo XVI
Convento de Santa Teresa: edificado en el siglo XVII sobre el solar de la casa natal de Santa Teresa de Jesús en estilo barroco y jalonada de imágenes debidas a Gregorio Fernández
Mansión de los Polentinos: abundante riqueza decorativa renacentista para detalles relacionados con el orgullo militar de sus antiguos moradores
Iglesia de San Esteban: originales ábsides y capiteles renacientes en un templo originariamente románico
Ermita de San Segundo: templo románico del siglo XII, a la que el genial escultor Juan de Juni contribuyó con una escultura en alabastro del santo titular
Ávila - Los cuatro postes
Los Cuatro Postes: antiguo humilladero desde el que se domina visualmente la ciudad, está compuesto por cuatro columnas dóricas que escoltan una cruz.
Mansión de los Superunda: palacio renacentista del siglo XVI
Palacio de los Almarza: contiguo al anterior, fue construido en el mismo estilo renacentista que caracterizó a la decimosexta centura
Iglesia de San Nicolás: pequeño templo románico edificado en el siglo XIII
Convento de San Antonio: el sobrio estilo herreriano caracteriza a este conjunto monumental edificado en el siglo XVI, con interesantes añadidos barrocos en el siglo XVIII
Ruinas de San Francisco: antaño era un importante recinto religioso y lugar de entierro de nobles
Palacio de Valderrábanos: edificio del siglo XV, conserva en su fachada ajimeces y blasones nobiliarios de gran interés histórico
Santuario de Nuestra Señora de Sonsoles: en una cima a pocos kilómetros de Ávila se encuentra el Santuario de Nuestra Señora de Sonsoles. Se trata de una iglesia gótica construida en 1460 y reformada en el siglo XVI. La ermita fue costeada por Doña María Dávila. El culto por esta Virgen se inició hacia el año 1080, en que fue descubierta la imagen por una comitiva que traladaba el cuerpo de San Zoilo de Córdoba a Carrión.
Palacio del Rey Niño y Biblioteca Pública

Palacio del Rey Niño: antiguo palacio episcopal, fue construido, en su origen, como casa fuerte defensiva y se adosó al tramo de la muralla que discurre desde la Catedral hasta la Puerta de San Vicente, teniendo sus habitantes (el obispo) la obligación de impedir la entrada de los enemigos por esta zona. Se conoce como el "Palacio del Rey Niño" porque, según cuentan las crónicas, en él instalaron al futuro Alfonso XI cuando lo traladaron bajo el cobijo de las murallas para defenderle hasta el nombramiento, por parte de las Cortes, de un tutor regente.

Los obispos abandonaron esta casa en 1775, cuando la trocaron con el Estado por los locales abandonados por los jesuitas cuando fueron expulsados. El Palacio quedó en manos del Estado y se instalaron en él escuelas públicas. Con el tiempo fue dividiéndose y estableciéndose diversos organismos. Actualmente, en su parte central se encuentra la Biblioteca Pública, a la que se accede a través de la puerta original. En el espacio ocupado por Correos se conserva un magnífico balcón esquinado.

Casa de las Carnicerías: construido a finales del siglo XVI, este edificio está adosado a la muralla aprovechando el espacio entre dos de sus cubos. Es una obra civil promovida desde el Ayuntamiento. Propuesta para alhóndiga del vino, finalmente optaron por destinarla para asegurar la provisión de carne. Curiosamente, la actividad para la que fue creada ha venido ejerciéndose hasta nuestros días.

Su maestro cantero fue Francisco Martín, quien diseñó una fachada con dos plantas: la primera, de gran altura, acoge la puerta de acceso al recinto amurallado, y la segunda está coronada por una balaustrada adornada con grandes bolos.

A mediados del siglo XIX se levantó un tercer piso, desapareciendo dicha balaustrada, pero en las obras de adaptación para el acceso al adarve de las murallas se recuperó su estructura original, quedando las dos plantas divididas por una cornisa corrida.

Palacio de Bracamonte: sus obras fueron iniciadas en los primeros años del siglo XVI, siendo Mosén Rubín de Braquemont, Almirante Mayor del Reino de Francia, su fundador. Su hija, Juana de Bracamonte, se casó con Don Álvaro Dávila, mariscal de Castilla y señor de Peñaranda y Fuente el Sol, cuyos hijos adoptaron el apellido materno, continuando el linaje de Bracamonte en España. En los años sucesivos, y por medio de diferentes matrimonios, llegaron a emparentar con la gran mayoría de las grandes familias abulenses. El bisnieto de ambos, Diego Álvarez de Bracamonte fue el que se encargó de reformar la casa según los gustos del momento. A su puerta principal se accede a través de un pequeño espacio ajardinado. En su interior, se atraviesa un zaguán para llegar a su patio central, de elegantes arcadas, en torno al cual se organiza la casa, de planta cuadrada y con dos pisos. Actualmente, está ocupada por dependencias de la Junta de Castilla y León

Paseo del Rastro: debe su nombre al matadero municipal o rastro que existió hasta finales del siglo XVI en la actual Plaza del Rastro. Desde este punto, se avistan las montañas por las que siempre venían los moros.
Palacio Episcopal: fue con anterioridad la casa de los señores de Navamorcuende y Villatoro, es decir, una de las dos ramas en que se dividió el linaje más influyente de la ciudad: los Dávila. Este palacio pasó en el siglo XVII a los jesuitas y, al ser expulsados de España en el siglo XVIII, al obispado.
Iglesia de Santiago
Iglesia de Santiago: realizada en el siglo XVI, conserva elementos de una iglesia románica anterior de gran importancia en el Ávila medieval, pues según la tradución, allí se enterraron algunos de los adalides más importantes de la ciudad, como Nalvillos o Gómez Ximeno, vencedor en 25 batallas contra la morisma. Era la sede de la poderosa Orden de Santiago, motivo por el cual abundan las conchas en todo el edificio (al igual que en la Casa de las Conchas en Salamanca). A pesar de estar dedicadas a Santiago matamoros, era la iglesia que señoreaba la morería. En el barrio homónimo que rodea la iglesia fueron asentándose a lo largo de la Baja Edad Media los mudéjares abulenses.
Casa de la Misericordia: conocida también como Casa del Caballo, por el relieve de San Martín a caballo en la fachada, fue fundada a mediados del siglo XVI por un clérigo acomodado, el racionero Manso.
Colegio de Huérfanos de Ferroviarios
Colegio de Huérfanos de Ferroviarios: se trata de un edificio neoherreriano construido en la postguerra, hoy sede de la Fundación Cultural Santa Tereas y la Universidad Católica.
Ermita de Nuestra Señora de las Nieves
Ermita de Nuestra Señora de las Nieves


Anuncios

©Portal Viajar 2012 | No se permite la copia de contenidos ni fotografías sin la autorización del titular