Club Marítimo de Santander

Realizado por Gonzalo Bringas en 1936, es un buen ejemplo de arquitectura racionalista. Se trata de un edificio de tres plantas sobre el agua en el que los elementos ornamentales pierden importancia en favor de la funcionalidad. Consta de doble fachada, una que mira a la bahia y otra que enlaza con la ciudad.



Compartir en



También te puede interesar...