Catedral de Santa María (Tui)

con aspecto de fortaleza, es el máximo exponente de la riqueza artística de la ciudad. Su construcción fue iniciada en el siglo XII, en pleno románico, época a la que pertenecen su planta, la portada norte y la magnífica iconografía de los capiteles. La fachada principal es la primera obra gótica realizada en la Península Ibérica. El tímpano de su pórtico posee dos registros: el inferior, que representa el Nacimiento de Jesús, y el superior, que representa la Adoración de los Magos, completándose en la parte superior con una visión de la Jerusalén celeste. Este templo fue consagrado por el obispo Estaban Egea en 1225.

En su interior destaca el retablo de la Expectación, realizado en 1722 por el escultor redondelano Antonio del Villar. La imagen central de la Virgen es del siglo XVI. El altar relicario de la Capilla de las Reliquias, realizado en 1735 por Francisco Castro, destaca por su fino trabajo. En la capilla mayor está situado el coro, realizado en 1699 por Francisco Castro Canseco, con un programa iconográfico basado en la vida de San Telmo, patrón de la ciudad, en las sillas baias, y de la Virgen María en la sillería alta.

En el interior del templo, en la antigua capilla de Santa Catalina, se encuentra el Museo Catedralicio, con las piezas del tesoro de esta sede, entre las que destacan la cruz procesional del obispo Tolosa, de 1602, el copón de coco del siglo XV y la talla de la Virgen, conocida como la Patrona, del siglo XIV.

El claustro, único original conservado en las catedrales gallegas, es una soberbia obra del gótico, destacando el paisaje que se contempla desde el torreón de los Soutomaior y la primitiva Sala Capitular románica del siglo XII.

Fotos de la Catedral de Santa María (Tui)



Compartir en



También te puede interesar...